Barra de vídeo con temas del blog

Loading...

El parto de la perra: seis síntomas de alarma



El parto de la perra: seis síntomas de alarma
El parto de la perra puede durar entre dos y doce horas, pero si tarda más de 24 horas en comenzar a parir hay que consultar al veterinario
·         Por CAROLINA PINEDO
El momento del parto de la perra supone un momento de nerviosismo para los dueños del animal, que tienen muchas dudas y miedos entorno a un momento tan especial. En la mayoría de los casos no es necesaria la presencia del veterinario en el parto de las perras. Pero es recomendable saber identificar las situaciones que suponen un riesgo para la vida de la madre y de los cachorros.
La mayoría de las perras paren por sí solas sin problema, si llegan sanas y en buenas condiciones al momento del alumbramiento
Las principales causas que pueden provocar problemas a la hora del parto son las "distocias" y la "inercia uterina"
Sin embargo, Manuel Lázaro, veterinario de la Clínica Mirasierra de Madrid, recomiendavigilar y supervisar a la hembra en previsión de la posible aparición de problemas, para poder actuar con rapidez. El veterinario añade: "es importante tener paciencia y tranquilidad a la hora de valorar la evolución del parto". Y es que la duración y desarrollo del parto varía de manera considerable de unas hembras a otras, así que no se puede generalizar. De todas formas, sí hay ciertos indicios que nos avisan de que el parto se complica.

Duración del parto

La duración del parto varía de unas perras a otras. Influyen factores como la raza, o si la hembra es primeriza. Por lo tanto puede durar entre dos y doce horas. Suele ocurrir que el nacimiento del primer cachorro sea más largo que los del resto, pero es algo normal. Tampoco hay que asustarse por el color verdoso del líquido vaginal que expulsa la perra durante el parto, porque se trata de algo normal.
Hay que tener en cuenta que la perra, además de a los cachorros, también tiene que expulsar cada placenta correspondiente. Algo a tener en cuenta en este sentido es que la última placenta se expulsará, como máximo, doce horas después del último nacimiento.
Fuente: www.consumer.es