Barra de vídeo con temas del blog

Loading...

Seis accidentes domésticos peligrosos para el perro



Seis accidentes domésticos peligrosos para el perro


 Intoxicaciones con plantas o productos de limpieza
Ciertas plantas como la poinsetia o flor de Pascua y el rododendro resultan tóxicas para el perro.
Los productos de limpieza que están fuera de armarios y sin cerrar de manera correcta también llaman la atención del perro, que los puede ingerir.
Además de las sustancias que usamos para limpiar la casa, como el jabón o la lejía, a los perros les llama la atención el sabor dulce del anticongelante para los coches, por lo que hay que mantenerlos fuera de su alcance.
En caso de que se sospeche que el perro ha ingerido cualquier sustancia tóxica, es recomendable acudir cuanto antes al veterinario con una muestra. Si el perro vomita y el dueño desconoce la sustancia tóxica que ha tomado, se puede recoger una muestra del vómito, para dilucidar qué tratamiento se debe aplicar.
4. Electrocuciones por el mordisqueo de cables
La electricidad es un factor de riesgo para el perro en casa. Los cachorros suelen ser los más propensos a sufrir descargas eléctricas por morder cables. Los perros jóvenes (entre tres meses y un año de edad) tienden a meter en su boca todo tipo de objetos, y los cables les pueden resultar un atratractivo juguete, similar a una cuerda.
Una descarga eléctrica potente puede provocar al perro graves quemaduras internas. El camuflaje de los cables debajo de las alfombras o detrás de los muebles es una forma de prevenir que el perro los muerda.

5. Caídas de los perros desde el balcón de casa

Los cachorros suelen ser los protagonistas de las caídas desde el balcón de casa. Son muy activos y, si la terraza no está bien protegida, corren peligro de caer al vacío y sufrir fracturas.
La supervisión de los dueños mientras el perro está en la terraza es fundamental para evitar caídas que pueden tener graves consecuencias para el animal.

6. Quemaduras del can en la cocina

La cocina es uno de los lugares donde más riesgo de sufrir un accidente doméstico tienen los perros. Los alimentos calientes pueden derramarse sobre el can y provocarle graves quemaduras.
La prevención de accidentes en la cocina con el perro es fundamental y, para ello, lo más recomendable es evitar que el can entre sin la supervisión de sus dueños
Fuente: www.consumer.es