Barra de vídeo con temas del blog

Loading...

CONSEJOS GENERALES PARA EL CUIDADO Y COMPRENSIÓN DE GATOS ADOPTADOS SI LLEGA UN BEBÉ A CASA


CONSEJOS GENERALES PARA EL CUIDADO
Y COMPRENSIÓN DE GATOS ADOPTADOS
SI LLEGA UN BEBÉ A CASA
Pocos animales ignorarán tanto la presencia de un bebé como un gato. Mientras su rutina diaria siga el ritmo habitual, a él le dará lo mismo.
Los “problemas” pueden surgir cuando con la llegada del bebé, cambiamos radicalmente la vida del gato. Es evidente que nuestra propia existencia se verá bastante alterada, así que ¿cómo podemos intentar que esto afecte lo menos posible a nuestro gato?
Hay que pensar con anterioridad los cambios que vamos a realizar. Por ejemplo, si se va a restringir el acceso a una habitación determinada, habrá que hacerlo desde meses antes de que llegue el bebé. Esto no es estrictamente necesario, pero sí tenemos que pensar, que a todos los gatos les gusta curiosear, encontrar un sitio calentito y agradable donde poder dormir, y podrían, sin ninguna mala intención, acostarse en la cuna, por lo que tendremos que tener cuidado los primeros meses.
Otra cosa que suele suceder es que se asusten mucho con los llantos de un niño. Si tenemos un gato asustadizo, será mejor acostumbrarlo poco a poco, poniendo por ejemplo, una cinta con sonidos de llanto antes de la llegada del bebé real.
Un gato es perfectamente compatible como compañero de juegos de un niño. Sin embargo, es fundamental hacerle comprender al niño, que el gato NO ES UN JUGUETE y que tendrá que respetar si el gato a veces quiere que le dejen tranquilo. Muchas veces es más recomendable adoptar un gato que tenga ya cierta edad, para que sea más robusto a la hora de jugar y conozcamos mejor el carácter del animal.
ALIMENTACIÓN
Los gatos son absolutamente carnívoros. En su estado salvaje se alimentan de pequeñas presas que cazan a lo largo del día o la noche (desde saltamontes y mariposas, a roedores y pajaritos). Por lo tanto, realizan muchas pequeñas comidas con relativa frefrecuencia.
Que nuestro gato se ponga como loco a correr y saltar detrás de una polilla, para luego disfrutar de ese gustoso apetitivo, no debería asombrarnos, ya que forma parte de su dieta natural.
Seguro que agradecemos la existencia de buenas dietas comerciales, tanto de pienso seco como alimento enlatado, para darles de comer. Los alimentos de calidad se comercializan solamente en clínicas veterinarias o tiendas especializadas. Son ligeramente más caros que los que se encuentran habitualmente en los supermercados, pero existe también una gran diferencia en cuanto a la calidad de producto.
Además, un gato no ingiere grandes cantidades de alimento y no supone ningún gasto económico excesivo.
Las mejores marcas no son precisamente las que más se anuncian en televisión ni las que tienen los envases con aspecto más apetitoso (puro marketing para los dueños).
Recomendaremos algunas de calidad como:
• Hill’s Science Plan
• Advance
• Nutro
• Eukanuba
• Royal Canin
Todos estos alimentos se encuentran tanto enlatados como en pienso seco. Suelen aceptarse más los alimentos enlatados, pero son más económicos los envases de pienso seco. ¿Por qué no combinar ambos? Podemos dejarle a nuestro gato siempre acceso a pienso seco, que coma cuando le apetezca y de vez en cuando, regalarle una lata para variar. También podemos acostumbrarles a comer dos o tres veces al día. Esto puede ser interesante cuando tenemos más de un gato y a alguno en concreto hay que darle una dieta especial.
A los gatos les cuesta mucho esfuerzo conseguir alimentarse diariamente cuando viven en libertad. Deben de realizar muchos intentos, no siempre con éxito, para obtener su comida. Al tener el comedero todo el día a su disposición les privamos de esta diversión.
Os podéis dejar sorprender de las habilidades olfativas de vuestro gato escondiendo parte de su ración diaria por los sitios más recónditos de vuestra casa. ¡Ya veréis que las bolitas de pienso que habéis escondido, han desaparecido cuando volváis a casa de trabajar!
Fuente: Asociación  Nacional de amigos de los animales