Barra de vídeo con temas del blog

Loading...

LA PERRA EN CRÍA ¿Cómo se prepara una perra para criar?

 


LA PERRA EN CRÍA
 ¿Cómo se prepara una perra para criar?
Lo ideal es que la perra siempre esté "preparada" es decir que siempre  esté bien. Necesitamos una perra bien nutrida y sana. Cuando nos referimos a la salud recordemos que la perra debe estar en buen estado físico y mental y además no olvidemos que el concepto más moderno de salud incluye la adecuada inmunidad.
SALUD FISICA:
Desparasitar en forma garantizada: 1 mes antes del servicio y bajo control veterinario. Previamente hacer análisis de materia fecal y luego el tratamiento indicado. 
Dar correcta alimentación: hay muy buenos balanceados.
Son de elección los especiales para perras gestantes o en lactación.
En esta etapa el requerimiento es mayor y el alimento debe ser adecuado en cantidad y calidad. Puede reforzarse la oferta alimentaria en el último tercio de la preñez. La hembra debe llegar al parto fuerte con buena condición general: ni obesa ni muchos menos flaca. No agregue nada al balanceado. No de ningún suplemento si no es por consejo veterinario.
Reforzar la inmunidad: para que los cachorros estén bien protegidos en las primeras semanas de vida (en esa época no pueden fabricar sus defensas) deben recibir anticuerpos maternos que les llegan por placenta y calostro. Para que la madre pueda transmitirle muchos anticuerpos, mucha protección, ella debe estar muy bien inmunizada.
Lo ideal es revacunar (PARVO-MOQUILLO) en el mes anterior al servicio con vacunas a virus vivo.
Si hay que vacunar después del servicio debe hacerse con 2 dosis a virus muerto aplicadas con 3 semanas de diferencia (lo ideal es i ó 2 semanas después del servicio y 4 ó 5 semanas luego del servicio para la 2º dosis). Recuerde que es necesario que luego de la 2º dosis queden por lo menos 15 días hasta el parto para dar tiempo a una buena formación de anticuerpos maternos.
Ejercicios físicos: hay que seguir con los habituales paseos y salidas. Caminatas tranquilas de 10-20 cuadras por día son ideales. No hacer ejercicios violentos como por ejemplo pruebas de ataque. No agotar a la perra ni con ejercicios ni con juegos.
Higiene: cepillado enérgico diario a pelo y contrapelo. Puede hacerse un baño semanal durante la gestación y es aconsejable un baño la semana anterior al parto. Utilizar productos indicados por el veterinario (cuidado que no sean tóxicos para los cachorros).
Fuente: