Barra de vídeo con temas del blog

Loading...

Los animales ayudan a sanar - Parte 2


Los animales ayudan a sanar
Parte 2
 La clave del poder terapéutico del animal es su capacidad de aceptar a las personas sin prejuicios. En el caso de los mayores, la compañía de un animal supone una influencia emocional y psicológica muy positiva.
Un antídoto contra la soledad y el aislamiento
Desde la certeza de que tener una mascota es beneficioso para la salud general y el bienestar de su dueño, ya que contribuye a rebajar el sentimiento de soledad y aislamiento y anima a las personas a ser más activas, la terapia con animales no ha tardado en llegar a las residencias de ancianos como un instrumento que incluso puede ayudar en casos de depresión y discapacidad física.

Aunque el anciano no pudiera hacerse cargo o adoptar una mascota por sí mismo, el contacto habitual con un animal puede resultarle de gran ayuda para incrementar su grado de socialización e interacción con otras personas (el animal puede ser una buena excusa para charlar), predisponerle a un mejor estado de ánimo (el animal le ofrece algo de qué ocuparse) y beneficiar en general su tono vital.

Las actividades asistidas con animales (AAA) son frecuentes incluso en las cárceles. En el penal de Araraquara, en el estado brasileño de São Paulo, se ha logrado reducir más de un 70% los índices de agresividad gracias a que los reclusos cuidan un zoológico: 500 animales de 50 especies, que abarcan cocodrilos, pavos reales, tortugas, avestruces o jabalíes, incluso ararás azules, una de las aves amazónicas más bellas. No solamente atienden a los animales o recuperan ejemplares maltratados, también los crían.