10/24/2013

Consejos gatos SALIR A PASEAR


Consejos gatos
SALIR A PASEAR
Si le quieres dar la oportunidad a tu gato de que disfrute de un paseo al aire libre, pero no quieres arriesgarte a que le pase nada, puedes adquirir un arnés para gatos y sacarlo de paseo. Debe de ser un arnés de gatos y no de perros pequeños, ya que si no, el gato se lo quitará muy fácilmente.
La zona elegida para el paseo debe de ser tranquila y sin perros sueltos. Los gatos recorren el terreno muy despacio, curioseando y olisqueando todo minuciosamente.
NUESTRO GATO Y NUESTROS MUEBLES
Aparte del marcaje territorial con la orina, los gatos marcan su territorio con las uñas.
Normalmente se estiran en los troncos de los árboles y arañan la corteza dejando una marca visual y olfativa que otros gatos podrán detectar. Además, así cuidan y mantienen sus uñas en perfectas condiciones.
¿Qué sucede cuando están dentro de un piso, sin acceso a ningún árbol o similar?
Efectivamente arañan el sofá, las alfombras, o cualquier objeto que les parezca adecuado; esto es fácil de evitar. Como no podemos convencer al gato de que no marque así los muebles, ya que este comportamiento es innato en ellos, simplemente debemos proporcionarle un rascador.
Para ello debemos de tener en cuenta un par de cuestiones fundamentales. La primera es la elección de un rascador lo suficientemente sólido y grande, como para que permita al gato estirarse bien cuando lo rasca y además no se vuelque fácilmente. El material debe de ser áspero para que pueda engancharse bien, como por ejemplo las cuerdas de sisal.
El lugar donde coloquemos el rascador también es muy importante. Si lo colocamos escondido en una habitación, donde ni el gato ni nosotros estamos nunca, es evidente que no lo utilizará. En cambio cerca del sofá del salón o de la cama donde duerme, es casi seguro que, después de una siesta, se desperezará estirándose en el rascador.
Reeducar a un gato que ya se ha acostumbrado a utilizar una alfombra para arañarla es cuestión de mucha paciencia. Enseñarle a un gato que acaba de llegar a nuestra casa en cambio es muy sencillo, ya que sólo debemos jugar con él cerca del rascador y arañarlo nosotros primero, para que le interese el ruido de nuestras uñas sobre la cuerda.
Enseguida lo utilizará él también.
Debemos de tener también en cuenta, que a los gatos les encanta investigar las alturas y que les encantará acceder a cualquier sitio saltando de un mueble a otro sin tener que pisar el suelo. Más vale que aceptemos esto, porque si pretendemos que nuestro gato no se suba a ningún mueble de la casa y sólo ande por el suelo, indiscutiblemente nos hemos equivocado de mascota.
Actualmente existen en el mercado muchos tipos de rascadores, e incluso los llamados trepadores, que son más grandes pero también mucho más interesantes para nuestro gato. Algunos llegan hasta el techo, como si fueran árboles de verdad. Si queréis más información al respecto, sólo tenéis que preguntarnos. Ahora todos estáis pensando ¡pero si mi apartamento es muy pequeño! Tener en cuenta que al dejar que el gato acceda a diferentes niveles, estanterías, parte superior de armarios, etc., estáis duplicando el espacio de su territorio. Un gato será más feliz en un pequeño apartamento lleno de niveles y recovecos para inspeccionar, que en un piso enorme pero completamente diáfano.
La opción de amputarle las uñas (en realidad se amputa la última falange de los dedos), se considera CRUEL e innecesaria. Esta práctica está PROHIBIDA en los países de la Unión Europea. Si nuestro gato insiste en arañar algún mueble, siempre podemos cortarle las uñas, sin llegar al extremo de la amputación.
Fuente: © Funcat. Texto: Patricia Alfaro Calleja. Veterinaria. Diseño: Gema Gonzalo Hernández

El contenido de este folleto ha sido cecido a ANAA por Funcat

10/17/2013

Gatos – Características del pelaje - Uno de los genes

Gatos – Características del pelaje
Uno de los genes que se manifiestan con el pelaje de color blanco también producen sordera, especialmente en aquellos gatos que presentan ojos azules.
En el patrón agutí y en el caso del Abisinio y del Somalí, se puede encontrar en los colores tradicionales: rojizo (ruddy o clásico) y rojo (canela o alazán), aunque en la actualidad se han desarrollado otros colores como el azul, chocolate, lila, crema (cervato o beige) y plateado.
En el agutí rojizo, la base del pelo es de color crema, la parte de en medio es de color rojizo y la punta es negra, mientras que en el agutí rojo la punta es de color rojo intenso. En el caso del Singapura, el color es el sepia.
Los colores de los gatos con patrón tabby, en cualquiera de sus tres tipos, pueden ser el café (pardo o ébano), azul, chocolate (castaño), canela, lila (lavanda), rojo, crema, plateado y camafeo.
En el tabby café las marcas son de color negro y el fondo es café intenso, por supuesto presentando el patrón agutí en estas zonas claras.
El tabby café, junto con el tabby rojo, que tiene marcas de color rojo intenso y fondo amarillo (crema), y el tabby plateado son los más populares de los tabbies. Sin embargo, en el tabby plateado está presente un gen que impide que una parte del pelo se pigmente, dando como resultado muy poca pigmentación en el color base o de fondo, lo que da una apariencia muy clara y plateada. Además en el pelo de las marcas, la base tiene poca pigmentación. Sin embargo y gracias a la pigmentación firme del resto del pelo de las marcas, éstas causan un fuerte contraste con el fondo. Lo mismo ocurre con el tabby camafeo, pero el contraste es con color rojo en vez del negro.
El tabby chocolate es más común en las razas orientales y el tabby canela apenas se está desarrollando.
El tabby crema y el tabby lila o lavanda son diluciones del tabby rojo y del tabby chocolate, respectivamente.
Los patrones particolores (multicolores y bicolores) son muy complejos ya que se presentan en una gran gama de colores y además, pueden estar combinados con otros patrones. Algunas razas como el Turco Van y el Bobtail Japonés han sido criados tradicionalmente con estos patrones.
En primer lugar se encuentran los bicolores, es decir gatos en cuyo pelaje se combina el blanco con cualquier otro color sólido: blanco y negro, blanco y azul, blanco y rojo, blanco y crema, blanco y chocolate, etc. La proporción entre el blanco y el color sólido complementario es muy variable y los gatos bicolores se pueden clasificar o calificar de acuerdo a una escala de 1 al 10. En esta escala el 1 sería el equivalente o la clasificación de un gato completamente negro y el 10 de un gato completamente blanco; entre el 2 y el 9 se encontrarían todos los gatos que presentan distintas proporciones o graduaciones de un color blanco en su pelaje. Sin embargo, se prefiere que el blanco no cubra más del 50% de la capa del animal. En el esquema bicolor no sólo puede aparecer combinado el blanco con colores sólidos, sino también con otros patrones, como por ejemplo con el tabby en sus distintos colores, con el patrón de puntos, etc.
Por otro lado, se encuentra el concha de tortuga (carey), que está constituido por la integración del color negro con el rojo, el cual como se ha mencionado, siempre tiende a presentar marcas de tabby, lo que hace que el concha de tortuga aparente estar conformado de tres o más colores (rojo, naranja, amarillo, crema). Esta integración de colores a veces puede ser en forma de manchas grandes o bien pequeñas, o también puede presentarse como un “entrepelado” de pelos distintos colores. También puede presentarse combinado con el color blanco (concha de tortuga y blanco o calicó).
En el concha de tortuga y el concha de tortuga y blanco, que presentan el color negro, éste puede ser sustituido por el color chocolate, dando lugar al concha de tortuga chocolate y al concha de tortuga chocolate y blanco.
De la dilución de todos estos colores (concha de tortuga, concha de tortuga y blanco, concha de tortuga chocolate y concha de tortuga chocolate y blanco) se obtiene el azul crema, el azul crema y blanco (calicó diluido), el lila crema y el lila crema y blanco.
Fuente:  Enciclopedia Felina 2011

10/10/2013

“Plan de Obediencia Para Cachorros de Raza Bodeguero Andaluz”


“Plan de Obediencia Para Cachorros de Raza Bodeguero Andaluz”
Desde DIA 19…
5): El Comando/Orden “Quieto”
• Durante los juegos de atrapar la presa y sentarse, puedes introducir la palabra "quieto " en el vocabulario de tu cachorro de la siguiente manera:
• Con el cachorro colocado en una posición de sentado, y antes de lanzar el juguete a ser devuelto, coloca tu mano izquierda en la parte de atrás de tu cachorro para ayudarlo a mantener esa posición de sentado.
• Di el comando " quieto " con énfasis. Entonces tira el juguete a ser devuelto.
• Si el cachorro no se mueve en un intento de llegar juguete, alábalo inmediatamente y libéralo con " está bien, ve por el juguete. "
• En cambio, si el cachorro se mueve en un intento de coger el juguete, dile " No! " condúcelo de vuelta al punto exacto inicial y refuerza el comando para estar quieto.
• Haz que mantenga esa posición de sentado-quieto por unos cuantos segundos, entonces libéralo para qué vaya a buscar el juguete, seguido por la alabanza usual y al final del periodo de entrenamiento su premio en comida.
Fuente: “Plan de Obediencia Para Cachorros de Raza Bodeguero Andaluz”

Por Marcos Mendoza

10/03/2013

LA CRÍA DE PALOMAS EN LA HISTORIA


LA CRÍA DE PALOMAS EN LA
HISTORIA
3.1 La cultura romana
Roma desarrolló la cría de palomas, como una actividad complementaria de la agricultura, de manera que no era raro ver pichones en los mercados de las ciudades romanas, como un producto alimenticio más, ni fueron extrañas las recetas culinarias que los elaboraba, ni el adiestramiento en la mensajería, sobre todo en las campañas bélicas, como tampoco lo fue la paloma criada para fines litúrgicos o rituales.
Aunque también, otras civilizaciones del Mediterráneo antes que ellos, como la griega apreciaron la cría y uso de las palomas, figurando las torcaces ya en los siglos V y VI a. de J.C., como manjar en las mesas atenienses. La racionalización de la agricultura y su incorporación a las tierras de Iberia a través de la romanización, parecen marcar el inicio de los palomares en nuestras tierras.
Por su importancia en la economía familiar complementando la obtención de otros recursos, el propio derecho romano estableció ciertas normas de caza y cría de palomas y son relativamente abundantes, la citas acerca de las palomas en los autores romanos. El derecho romano cuando trata de "los medios para adquirir la propiedad de algún bien", alude a la caza y pesca, como medios de obtener bienes
" Sólo pueden ser cazados los animales salvajes ( ferae bestiae) o los domesticados que hayan perdido el animus revertendi o hábito de volver a la casa del dueño, como las palomas, ciervos, etc.; nunca los domésticos, como gallinas, caballos, etc. Discutido era entre los jurisconsultos romanos si el animal herido y perseguido se hacía ya propiedad del cazador o se requería la efectividad de aprehensión".
P. 345. J. Arias Ramos " Derecho romano. Parte general - Derechos reales. Obligaciones y sus
clases". Tomo 1, 6ª edición. Editorial Revista de Derecho Privado. Madrid. 1954.
Son muchos los testimonios del aprecio que los romanos dispensaron a las palomas, así como son abundantes también sobre la formas de criarlas; por ejemplo en la obra de Lucio Junio Moderato Columela, el cual puede ser considerado unos de los mejores tratadistas agrónomos de la Antigüedad, además de poeta, astrónomo y filósofo.
Nació en Cádiz, adquiere su vocación y conocimientos del campo trabajando con su tío, un hacendado de la Bética, se trasladó cuando tenía unos 30 años a Roma y allí se dedicó a dirigir sus propiedades agrícolas hasta su muerte, que al parecer le sorprendió en el año 54 d. de C., en uno de sus viajes.

Fuente: Mercedes Souto - LA CRIA DE PALOMAS EN LA HISTORIA 

Cuidados con el caballo Herrado en caliente

Cuidados con el caballo Herrado en caliente El herrado en caliente consiste en aplicar sobre el casco la herradura caliente (rojo oscur...