Barra de vídeo con temas del blog

Loading...

Tu Primer Hámster - Dándole la bienvenida al nuevo miembro de la familia

Resultado de imagen para hamster tiernos

Tu Primer Hámster
Manual para iniciarte en el cuidado de tu mascota
Dándole la bienvenida al nuevo miembro de la familia
Antes de que entre el nuevo integrante de la familia a casa debemos tenerle listo todo lo que él requerirá, no es mucho lo que se necesita, pero es fundamental que lo tenga para garantizar su comodidad.
Esta es la lista de compras que debes llevar a la tienda de mascotas antes inclusive adquirir el hámster:
· Una jaula de por lo menos 30 cm de largo x 30 de ancho x 30 de alto, aunque te recomiendo, si tu presupuesto lo permite que consigas una de mayor tamaño para que tu animalito pueda sentirse a sus anchas.
· Un botellón de agua o bebedero
·  Una rueda de ejercicio (casi siempre vienen con la jaula, si no la trae es menester que le compres una)
· Virutas de madera o aserrín
· Alimento concentrado especial para hámster
Esto es en sí lo esencial para iniciarse en el mundo de los hámster.
La jaula: aunque una jaula de 30x30x30cm cumple la función, lo mejor es buscar una más grande y espaciosa, que tenga por lo menos 60 cm de longitud, por unos 45 de ancho y unos 30 cm de alto desde el fondo hasta el techo. Las rectangulares son las mejores, pues son en las que mejor se aprovecha el espacio.
Los hámsters en su hábitat natural viven en cuevas subterráneas para protegerse de los rigores climáticos, si le consigues una jaula que tenga tubos y pasadizos lo harás muy feliz, pues le recrearás las condiciones de la naturaleza.
La cubeta del suelo no deberá tener una altura mayor a los 10 cm para que el hámster pueda ver por los costados.
La jaula deberás colocarla en un lugar tranquilo, preferiblemente oscuro, algo elevado y con suficiente ventilación, pero donde no corran brisas de aire.
Algunos propietarios se valen de acuarios como habitáculos para instalar a los hámsters. El argumento contra el uso de una pecera o acuario es la posible acumulación de una cierta cantidad de humedad. Esa es la desventaja de los acuarios, ya que estos atrapan parte del calor corporal del hámster, lo cual genera cierta cantidad de humedad cuando la circulación de aire dentro del acuario no es buena. Si el acuario es de unos 40 litros tiene un buen tamaño para usarse como hogar del hámster, pues permite una buena circulación del aire.
Otros propietarios usan jaulas para pájaros, pero estas tienen la desventaja de que el piso es de alambre, lo cual ocasiona que las delicadas patas del hámster se lesionen, si bien el techo de la jaula puede estar hecho de alambre, de modo que nuestro amiguito pueda trepar por los barrotes, el fondo de la jaula no debería estar hecho de alambre ni de rejilla de este material.
Hablemos ahora sobre el bebedero: el ideal es del tipo botella, que puede adosarse a la jaula. Este tipo de bebedero es muy práctico y se consigue en todas las tiendas de animales (usualmente vienen incluidos en la jaula). Verifica la altura a la que la colocas, pues si la boquilla está muy alta es posible que tu amiguito no la alcance. Lo ideal es cambiarle al agua a diario. Si optas por darle el agua en un recipiente abierto ten por seguro que tu amiguito hará un desastre a la primera oportunidad.
Fuente: Tu Primer Hámster
Manual para iniciarte en el cuidado de tu mascota
Juan Manuel Montilva

La Guía Del Hámster Sano y Feliz