Carcajadas caninas en el parque



Carcajadas caninas en el parque
La carcajada canina ha llamado la atención de numerosos investigadores. Una de ellas es la experta en comportamiento canino Patricia Simonet, de la Universidad de Sierra Nevada, en EE.UU. La etóloga acudió a los parques donde se producían reuniones de perros armada con potentes micrófonos. Su objetivo: grabar la risa de los perros mientras jugaban y se divertían con otros congéneres.
¿Qué descubrió? El jadeo de un perro cuando juega no siempre suena del mismo modo. En mitad del divertimiento, el can produce un sonido distinto y más entrecortado que, además, desencadena la alegría y ganas de diversión de otros perros. Es la peculiar risa del perro.
La risa del perro suena como un jadeo entrecortado, una especie de hhuh, hhuh
"Para un oído humano no entrenado, la risa del perro emitiría un sonido similar a unhhuh, hhuh", dice Simonet. Este sonido entrecortado en mitad del jadeo canino sería la forma sonora de la risa canina.
Las grabaciones de la risa del perro tuvieron otro efecto beneficioso. Las cintas fueron escuchadas por un grupo de 15 cachorros. La sorpresa fue mayúscula al ver su reacción: los pequeños estallaron de alegría solo con escuchar los sonidos enlatados de la risa de otros perros.
El impacto positivo de las risas de otros peludos compañeros ha sido utilizado en algunos albergues y centros de adopción. También en estos casos, los felices sonidos del perro mejoran el estado de ánimo: reducen el estrés de los perros que han sufrido un abandonado, y que esperan un hogar.
Fuente: www.consumer.es

Entradas populares de este blog

CAPÍTULO 11 *ERRORES FRECUENTES EN LA EDUCACIÓN