Cuidados con el perro -Para mantenerlo limpio,


Cuidados con el perro
Para mantenerlo limpio, el cepillado
Una vez que nuestro perro está limpio es mejor seguir una serie de hábitos para mantener su higiene que no bañarlo muy frecuentemente.
Lo más importante es el cepillado diario, este habito es fundamental tenerlo desde cachorro, si nuestro perro se toma este momento del día como un rato en el que su propietario le mima y le hace caricias se pondrá contento cuando vea el cepillo, por el contrario, si se nos ocurre un día de repente que tiene el pelo mal y comenzar a cepillarlo quitando nudos de meses, nuestro perro relacionara el cepillo con dolor y con un mal recuerdo. Una vez más hay que ser constante y rutinario, sobre todo si es de pelo largo.
Es de ayuda ir premiándolo con la voz a medida que la cepillamos para que vean que se están portando bien, si es el caso claro.
También les resulta muy agradable cogerlo como norma tras un largo paseo, ellos están más relajados tras el ejercicio, por lo que se portan mejor, y lo limpiamos de cualquier suciedad de la calle.
La higiene de los dientes
Nuestro cachorro tiene dientes que mudara más adelante, pero los hábitos hay que enseñárselo desde que llegan a casa para que sea más sencillo en un futuro
La infección en la boca es perjudicial para la salud no solo a nivel local sino que a la larga acaba provocando problemas en las válvulas del corazón y en las articulaciones, además de hacer la convivencia con el perro problemática por el mal olor que desprende, es mejor no llegar a este punto.
Para no llegar a este problema debemos de tener en cuenta una serie de cosas desde que es pequeño:
1.- Que tome comida seca (PIENSO), la comida casera es la principal causa de sarro.
2.- Otro causa importante es la predisposición genética de algunas razas (caniche, dormiré, pequines)
3.- .Cepillarle los dientes cada ciertos días, con una pasta especifica cómoda para ellos, no tiene que enjuagarse la boca.
4.- Que tome algunas veces un trozo de pan muy duro, con el que se van limpiando mientras lo intentan roer.
5.- NO DARLE ningún tipo de hueso con este fin, los problemas gástricos pueden ser muy graves
6.- Cuando el sarro ya está en los dientes (como el de la foto), solamente se puede quitar con una limpieza dental en la clínica, para lo que hay que anestesiar al perro. PREVENIR ES LO MEJOR.
Como este cepilloy esta pasta podemos encontrar muchas en el mercado debemos usarla con relativa frecuencia para prevenir el sarro y el mal olor. La pasta es específica para que se la traguen.

Entradas populares de este blog

CAPÍTULO 11 *ERRORES FRECUENTES EN LA EDUCACIÓN