Cocina y jardín: las zonas más peligrosas para el perro



Cocina y jardín: las zonas más peligrosas para el perro
La cocina y el jardín son los lugares más peligrosos para el perro
La cocina es uno de los lugares más peligrosos para la seguridad del perro. El fuego, los productos de limpieza y los restos de comida suponen para el perro una fuente de peligros para su salud.
Esta estancia doméstica debe estar vigilada por los dueños de manera especial para evitar imprevistos y accidentes. Lo más recomendable es evitar que el perro entre en la cocina cuando se guisa: no solo por la seguridad del can sino, también, para preservar la higiene alimentaria.
El jardín de casa puede resultar un escenario peligroso para el perro. Hay que tener cuidado con:
·         Las herramientas cortantes, como hachas o sierras con las que el perro puede resultar lesionado.
·         Los productos insecticidas que se aplican a las plantas del jardín también pueden resultar una fuente de intoxicación para el can.

Etiquetas:


Fuente: www.consumer.es

Entradas populares de este blog

CAPÍTULO 11 *ERRORES FRECUENTES EN LA EDUCACIÓN