Frutas que sí puede comer el perro



Frutas que sí puede comer el perro
Antes de introducir cualquier fruta en la alimentación de un perro hay que consultar con el veterinario o nutricionista canino. No todas las frutas son buenas para el can: las hay algo peligrosas e, incluso, tóxicas para canes, como las uvas y las pasas, siempre que el animal las ingiera en grandes cantidades.
¿Qué frutas sí son beneficiosas? Woodford, que empezó a cocinar en casa para sus perros después de que a uno de ellos, Jackson, le diagnosticaran cáncer, recomienda el siguiente listado de "frutas saludables para canes":
  • 1. Arándanos (son antioxidantes)
  • 2. Plátanos
  • 3. Manzanas
  • 4. Peras
  • 5. Mangos
  • 6. Papayas
  • 7. Melones
  • 8. Albaricoques
  • 9. Ciruelas
  • 10. Naranjas
Cuidado con las semillas y otras precauciones

Perros que comen frutas
Peras, manzanas, plátanos, arándanos... Estos alimentos no solo pueden formar parte de la dieta humana. "Frutas como la manzana y la pera aportan grandes beneficios al perro", señala el veterinario y dietista canino, Carlos Alberto Gutiérrez, autor del blog Nutricionista de perros.
Frutas como el plátano o los arándanos aportan antioxidantes y fibra al perro
Los beneficios que tienen algunas frutas para el can han sido también estudiados por Rick Woodford, autor del libro 'Alimenta mejor a tu mejor amigo' ('Feed your best friend better', Andrews MsMeel, 2012).
"Las comidas y piensos procesados para perros contienen el balance apropiado de proteínas, grasas, vitaminas y minerales que el animal necesita", explica Woodford, que también escribe el blog Dog food dude. Sin embargo, añade Woodford, estos alimentos envasados para perros también contienen algunas carencias: "carecen de antioxidantes y otras vitaminas y sustancias que sí contienen los alimentos naturales como la fruta". Estas sustancias presentes en la fruta, añade, son importantes para asegurar la salud del can a largo plazo. "Previenen enfermedades como el cáncer o las dolencias de corazón en el perro", afirma.
Algunas frutas, además, son ricas en fibra, apunta Gutiérrez por su parte. "Aunque los perros no necesitan tomar mucha, ingerir pequeñas cantidades de fibra beneficia su sistema digestivo", asegura.
Frutas que sí puede comer el perro
Antes de introducir cualquier fruta en la alimentación de un perro hay que consultar con el veterinario o nutricionista canino. No todas las frutas son buenas para el can: las hay algo peligrosas e, incluso, tóxicas para canes, como las uvas y las pasas, siempre que el animal las ingiera en grandes cantidades.
¿Qué frutas sí son beneficiosas? Woodford, que empezó a cocinar en casa para sus perros después de que a uno de ellos, Jackson, le diagnosticaran cáncer, recomienda el siguiente listado de "frutas saludables para canes":
  • 1. Arándanos (son antioxidantes)
  • 2. Plátanos
  • 3. Manzanas
  • 4. Peras
  • 5. Mangos
  • 6. Papayas
  • 7. Melones
  • 8. Albaricoques
  • 9. Ciruelas
  • 10. Naranjas
Cuidado con las semillas y otras precauciones
La cantidad de fruta que el perro ingiera debe estar supervisada por el especialista. Esto es importante ya que no todos la aceptan. Algunos, incluso, pueden padecer alergias.
Y no debe sustituir a la dieta habitual del perro: se trata, en todo caso, de un complemento y en pequeñas cantidades.
¿Otras precauciones? "Todas deben estar libres de pipas y semillas antes de ofrecérselas al perro", remacha el autor de 'Alimentar mejor a tu mejor amigo '. Lo importante es lograr una dieta equilibrada para el perro, señala, por su parte, el veterinario Fausto Andrés. "Si el perro se alimenta con la cantidad de proteínas suficientes, se le puede ofrecer frutas sin problemas", asegura
¿Cómo lograr que el perro coma fruta?
Introducir las frutas en la dieta del perro desde que es un cachorro es una de las claves para que el can acepte este alimento. "Cuando esto ocurre, es habitual que el perro las disfrute y se las coma solas, sin necesidad de tener que mezclarlas con otras viandas", apunta Gutiérrez. Lo ideal, coincide Woodford, es "comenzar cuando son pequeños, con distintas frutas dentro de sus cuencos de comida". Que un perro adulto no habituado acepte las frutas como parte de su dieta es algo más complicado. Para ello, Gutiérrez propone mezclarlas con otros alimentos, como sardinas enlatadas o pollo. Y hacer un puré con los frutos, como explica este vídeo.
Fuente: www.consumer.es

Entradas populares de este blog

CAPÍTULO 11 *ERRORES FRECUENTES EN LA EDUCACIÓN